Consigue un tarotista fiable

¿Consideras que el tarot, al igual que otras variantes de la cartomancia, es una superstición?¿Consideras que es un método ajeno a toda lógica? Piensa en esta posibilidad: hay cosas que son reales y escapan del razonamiento humano. Muchas áreas del conocimiento científico fueron, no hace mucho, ficción y fantasía. Ciertamente, existen personas sin dones para la clarividencia. Presumen de tener la capacidad profética de adivinar mediante la lectura de barajas impresas. Pero en realidad no hacen más que timar a otras personas, mientras contribuyen a desacreditar un acto mágico milenario.

 

Muy probablemente te hayas topado con individuos charlatanes, supuestos practicantes de alguna rama de la parapsicología. Quizás hayas sido timado alguna vez, o por el contrario, hayas evitado que se aprovecharan de ti. De ser esta última opción ¿has pensado en el papel jugado por tu intuición al tomar esa decisión? ¿y si te dijeran que es precisamente la intuición uno de los métodos ideales para la cartomancia?

 

Requisitos para un buen tarotista:

 

Un buen tarotista debe transmitir confianza, incluso en la distancia. Es un profesional que ha estudiado el significado de las 78 cartas que componen el tarot, con sus arcanos mayores y menores. Sabe cómo interpretar las figuras alegóricas, el significado de los colores y hasta el de los números. Entiende además la simbología de varias figuras alegóricas cuando se combinan.

 

El buen tarotista es alguien capaz de cargar las cartas con su propia energía. Posee dominio y control sobre su propia mente. Tiene la capacidad de controlar sus propias emociones, para no interferir con al lectura de los naipes. Es además un individuo fiable, incapaz de hacer hechizos dañinos.

 

Pero quizás no es tu intuición lo que rige tus decisiones, sino el escepticismo. ¿Qué te parece si haces una prueba via telefónica y te comunicas con alguno de nuestros tarotistas profesionales?  Te sorprenderás con los resultados. Nuestros tarotistas son 100% confiables. Compruébalo por ti mismo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *