Las Sandalias Romanas

Para quién no lo sepa, el término “sandalia” deriva del latín. Significa literalmente “suelo de madera”, y se emparenta con otra palabra derivada de la misma raíz: sándalo. Era de este árbol, precisamente, que se sacaba una de las materias primas usadas para hacer ese tipo de calzados. Pero no fueron los romanos los únicos en proteger sus pies con esta vestimenta.

Historia y uso de las sandalias:

Son numerosos los pueblos de la antigüedad conocidos por haber usado sandalias. Sabemos que, aparte de los romanos, los griegos, los egipcios, los asirios y los fenicios también las utilizaban. Grupos étnicos de continentes como África o de países como India las siguen usando hoy día. En occidente, ya acostumbrados a usar botas y zapatos, los hombres las han vuelto a utilizar a partir de los años´60, gracias en parte a la influencia de los hippies, quienes las tomaron a su vez prestadas de los hindúes. Lo que nadie se imaginó fue el regreso de una moda de hace 2mil años.

La sandalia romana ha vuelto, no se sabe si para quedarse. Su regreso es noticia vieja, pues, se están fabricando, también para hombres, desde hace por lo menos un par de años.Un producto que se consigue en todas sus presentaciones, desde los modelos genéricos realizados en China hasta los de marcas de diseñador como Gran Turismo. Somos libres de escoger cual marca comprar, pero al igual que sucede con otros calzados, siempre es bueno escoger con criterio de calidad, sin importar cual sea nuestro presupuesto.

A diferencia de otros calzados del tipo “chancla”, la sandalia romana es más elegante, no está hecha para ir a la playa o utilizarla en la regadera. En el caso puntual de la moda masculina, tiene sus diferencias con el modelo femenino. Las tiras entrelazadas entre las piernas, usadas por griegos y romanos de la antigüedad, hoy día son consideradas una extravagancia si hablamos de los hombres. Para las mujeres es una forma de adornar sus piernas.

No tienes que vestir como Russel Crowe, Espartaco o alguno de los 300 espartanos. Un look hippie o casual playero puede combinar perfectamente con este tipo de calzado. Prueba un traje con apariencia étnica, en el cual predominen elementos orgánicos derivados del cuero y la madera, así como telas de colores claros, preferiblemente el blanco. Un look casual sencillo, con ropa de vestir clara, también funciona. El uso de pescadores o bermudas también es compatible.

En el caso de las féminas, se puede combinar el uso de las sandalías con tiras con prendas tales como el kimono, y puede ser combinada con jeans, shorts y hasta faldas. El kimono funciona para darle un aspecto más equilibrado y formal, utilizado como sobre-camisa. Sombreros de ala ancha, maxi-collares y lentes de sol redondo complementan el look.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *